Así son las cámaras de los nuevos iPhone.
1062
post-template-default,single,single-post,postid-1062,single-format-standard,qode-quick-links-1.0,woocommerce-demo-store,woocommerce-no-js,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,columns-3,qode-product-single-wide-gallery,qode-theme-ver-11.0,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.1.1,vc_responsive
iPhone XS Y iPhone XS Max

Así son las cámaras de los nuevos iPhone.

Los nuevos iPhone XS y XS Max que Apple presentó el día de ayer en el Keynote 2018 mostraron sus especificaciones. Entraremos más a detalle en el apartado de las cámaras, ya que es una característica donde las compañías que compiten en el mercado se miden al tu por tu.

Los diseños de los terminales siguen respetando la linea del iPhone X, podemos apreciar  que los de Cupertino se han esforzado en introducir mejoras atractivas en el apartado fotográfico.

iPhone XS, XS Max y sus especificaciones técnicas

Repasemos algunas de las características que conocemos de los nuevos terminales: el nuevo iPhone XS incorpora una doble cámara trasera con dos sensores de 12 Megapíxeles cada uno, ópticas con apertura f/1.8 y f/2.4 para gran angular y teleobjetivo y doble estabilizador óptico.

En lo que concierne a la cámara frontal apuesta por un sensor de 7 Megapíxeles y una óptica con apertura f/2.2. Son especificaciones que conocíamos en el modelo anterior iPhone X, pero esto no significa que no existan diferencias entre el iPhone X y los nuevos XS y XS Max. Existen e indagaremos en ellas a continuación:

El hardware y el diseño de los iPhone XS y XS Max son esencialmente idénticos. La diferencia entre ambos terminales rige en las características de la pantalla, que tiene 6.5 pulgadas en el modelo XS Max y 5.8 pulgadas en el XS. Ambos dispositivos apuestan por un panel OLED, pero la resolución es mayor en el modelo XS Max. Como consecuencia del incremento del tamaño de la pantalla, el contorno de la versión XS Max es también más voluminoso y ligeramente más pesado.

Un sensor que cuenta con la misma resolución, pero con fotorreceptores mayores

La resolución de los sensores asociados a la doble cámara trasera de los iPhone XS y XS Max son similares a los receptores del iPhone X del año pasado, pero esto no significa que los sensores sean iguales. El número de fotorreceptores del sensor, que es la cantidad de celdillas que son capaces de recoger la luz presente en el ambiente, nos indica cuántos píxeles pueden componer la imagen como máximo. Pero este no es en absoluto el único parámetro que nos permite determinar la calidad de una cámara fotográfica, sea del tipo que sea.

La superficie de cada uno de esos fotorreceptores tiene un impacto claro en la cantidad de luz que es capaz de recoger, más superficie, más luz. ¿Y esto qué significa? Pues, sencillamente, que la mayor superficie de los fotorreceptores de los sensores alojados en las cámaras traseras de los nuevos iPhone debería permitirles capturar mejores fotografías en escenarios en los que la luz escasea.

Sobre el papel podemos esperar que tengan un mayor nivel de detalle en las zonas en sombra y menos ruido

HDR inteligente y control de la profundidad de campo

Otra de las mejoras introducidas por Apple en sus nuevos smartphones, deriva de un procesador de señal de imagen mejorado. La cámara recupera mayor información tanto en las zonas oscuras como en las de luz alta.

Pero esto no es todo. Una de las prestaciones a las que Apple ha dado más importancia durante la presentación de los nuevos integrantes de la familia iPhone consiste en la posibilidad de controlar la profundidad de campo y el desenfoque de fondo (bokeh) con más precisión a posteriori, después de hacer la fotografía. Esto es posible gracias a un procesado que actúa sobre las imágenes una vez que han sido capturadas, y que debe identificar con precisión el rostro o el objeto que tenemos en primer plano para discriminarlo del fondo.

HDR iPhone

El procesado de imagen ha recibido mejoras importantes

Uno de los componentes que parece que va a tener un impacto directo en la calidad de las fotografías que vamos a tomar con los nuevos iPhone es el Neural Engine mejorado, un motor de inteligencia artificial que recurre al aprendizaje automático en tiempo real para mejorar las fotografías, pero que también interviene en los juegos y las aplicaciones de realidad virtual.

Este es el componente que tiene la responsabilidad de identificar el rostro de las personas que estamos fotografiando cuando utilizamos el modo retrato. Además también fija un conjunto de puntos de referencia faciales.

Pero esto no es todo, Apple también ha confirmado que el procesamiento de las imágenes recurre a un reconocimiento de profundidad realizado por el procesador de señal a partir de los datos de segmentación que recoge el Neural Engine. Esto significa, sencillamente, que estos dos componentes colaboran para identificar con precisión el contorno del objeto que estamos fotografiando y separarlo del fondo.

Los nuevos iPhone estarán en preventa a partir de este 14 de septiembre y estarán a la venta el 21 de septiembre. Llegarán en tres colores: oro, gris espacial y plata, y tres capacidades 64, 256 y 512 GB.

No Comments

Post A Comment