Susan Kare, un icono de los símbolos.
1201
post-template-default,single,single-post,postid-1201,single-format-standard,qode-quick-links-1.0,woocommerce-demo-store,woocommerce-no-js,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,columns-3,qode-product-single-wide-gallery,qode-theme-ver-11.0,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.1.1,vc_responsive

Susan Kare, un icono de los símbolos.

De supervisora en un museo a Apple

Licenciada en Arte en Mount Holyoke College, en 1978 se graduó en la Universidad de Nueva York en bellas artes. Se mudó a San Francisco y comenzó a trabajar como supervisora en el Museo de Bellas Artes, aunque su deseo era dedicarse más activamente a la creación.

Un encuentro casual con un viejo amigo y empleado de Apple, Andy Hertzfeld (arquitecto de software para el sistema operativo Macintosh), la llevó a que en 1982 aceptara un puesto en Apple, como diseñadora de gráficos de pantalla y fuentes digitales. La primera tarea de Kare fue desarrollar fuentes para Mac OS.

Kare diseño para Mac el primer conjunto de fuentes digitales especiales que permitirían que el texto respirara de forma natural en la pantalla blanca del monitor. Su trabajo comenzó con la fuente Chicago que fue utilizada para la interfaz y para una identidad de marca: “Bienvenido a Macintosh”. Posteriormente Chicago fue la fuente utilizada también en la pantalla en blanco y negro del primer iPod.

Sin un conocimiento amplio en la rama de la informática y sin tener experiencia previa en el diseño digital, el desarrollo iconográfico hizo un gran cambio en el arte de los pixeles y la interacción usuario computadora.

La tecla de comando de Apple (⌘), el reloj, la mac sonriente o triste, la temible bomba, la famosa papelera, el disco o floppy, la mano, dogcow, el bote de pintura; iconos simpáticos, amigables y fácil de entender para todo aquel que desconociera el tema informático.

Apple fue el encargado de popularizar la interfaz gráfica. Décadas atrás (1960) un ingeniero atraído por la interacción hombre-computadora, Douglas Engelbart, fue el encargado de desarrollar una GUI o también conocida como interfaz gráfica.

En la epoca que Susan Kane comenzó a trabajar en los iconos de Apple, no existían las suficientes herramientas y las facilidades para crear dichos símbolos, así que compró un cuaderno cuadriculado y comenzó a generar bocetos para los diseños. La forma en la que trabajaba en conjunto con el equipo de desarrolladores era que ellos le indicaban a Susan los que necesitaban y ella se encargaba de desarrollar y seleccionaba los iconos que se adecuaran a las distintas funciones. Sus iconos podían surgir de la inspiraron por libros de historia del arte, artilugios extravagantes, juguetes o jeroglíficos.

La tecla “comando” (⌘), por ejemplo, imitaba la cruz de Saint Hannes, que originalmente era el símbolo de un “lugar de interés” en la década de 1950 en Finlandia. Posteriormente se convirtió en una señal de tráfico en Escandinavia y luego fue utilizada en Suecia para indicar un lugar interesante o atracción turística, por su forma de castillo estilizado visto desde arriba.

El trabajo que desarrollo la diseñadora le dio a Mac un léxico visual que era universalmente atractivo e intuitivo. En lugar de pensar en cada imagen como una pequeña ilustración de un objeto real, intentó diseñar iconos que fueran tan comprensibles al instante como las señales de tráfico.

Después de Apple 

En 1985, cuando Steve Jobs dejó Apple y creó Next, Susan también formó parte de este nuevo proyecto como directora de arte. Posteriormente ha trabajado también para otros clientes como Cisco, IBM, Motorola, Paypal, Sony Pictures, Xerox, Fossil, BBDO, Microsoft (el juego del solitario) o Facebook (los iconos de regalos).

No Comments

Post A Comment